El retrato de la ciudad en Italia

Gran vista de Florencia (Pianta della Catena), principios del siglo XVI, según un grabado perdido de Francesco Roselli. Staatliche Museen. Berlin, Alemania.
Gran vista de Florencia (Pianta della Catena), principios del siglo XVI, según un grabado perdido de Francesco Rosselli. Staatliche Museen. Berlin, Alemania.

Es en la edad moderna (mediados del siglo XV) cuando surge de nuevo una realidad cultural y científica: la unión entre arte, ciencia y alabanza. Y es que, hasta ese momento, las vistas de ciudades se limitaban a representar cierta parte del organismo urbano. Es más, de forma incluso simbólica.

Vista de la ciudad de Venecia, por W. Rolenvick, del libro fasciculum temporum
Vista de la ciudad de Venecia, por W. Rolenvick, del libro fasciculum temporum

Pero todo cambia ya maduro el Quattrocento. Estos retratos de ciudades, como dijo Alberti, debían ser representados por buenos pintores. Y eran buenos porque empleaban la perspectiva, tenían conocimientos de cartografía y plasmaban con veracidad aquello que veían con sus ojos. Con otros ojos, otros motivos, como la exaltación política e ideológica, también se representaban las ciudades en los estados italianos desde prácticamente la segunda mitad del siglo XV. Se trata de los Laudatio urbis, un género literario de exaltación urbana. Y así se representan ciudades como Florencia, Nápoles, Roma o Venecia, con todas las características que se acaban de apuntar y que seguidamente se resumirán.

La vista denominada “de la cadena” de Florencia (1472)

b001d2a3b731ede2f754a34f71fe35e9
Gran vista de Florencia (Pianta della Catena) atribuido a Francesco Rosselli.

También atribuida a Lucantonio degli Uberti, el autor plasmó con sumo detalle la estructura urbana. Edificios y ciudadanos destacan en una ciudad que aparece inscrita en un paisaje que la rodea. Una ciudad que además se presenta de forma global, de ahí que el autor eligiera un punto alto para representarla. Y todas estas características para ofrecer al espectador verosimilitud. El realismo se obtiene por emplear recursos como la cartografía. Su autor realiza una planimetría y alinea seguidamente los edificios gracias a la perspectiva.

Vista panorámica de Florencia desde San Miniato al Monte © José Antonio Bielsa Arbiol
Vista panorámica actual de Florencia desde San Miniato al Monte © José Antonio Bielsa Arbiol

Pero el autor usó trucos. Algunas fachadas de edificios menos notables dejaban paso a otros que sí pretendían serlo. En la vista también se incluían detalles que fingían verosimilitud. Es decir, se rebajan los techos de numerosos edificios para que sobresalgan los de unos en particular. Y es que en esta obra se estudia cómo el autor fijó la posición de los principales elementos urbanos girando el ángulo a la hora de comenzar a pintar.

Firenze_-_Chiesa_di_Santo_Spirito_da_cupola_Duomo
Vista de la Iglesia del Santo Espíritu, Florencia, Italia © Luca Aless

La Tabla Strozzi, vista de Nápoles (1472)

Atribuida también a Rosselli, se considera el primer gran retrato de grandes dimensiones de una ciudad europea además de la más detallada vista urbana de Nápoles, tratándose de una obra propagandística regalo del banquero Filippo Strozzi al rey Ferrante I de Nápoles.

En esta obra destaca la flota real y las grandes fortificaciones (Castillo del Ovo, la torre de San Vincenzo y el Castel Nuovo), es decir, la obra adquiere un fin propagandístico ya que exalta la posición predominante de la monarquía.

1920px-Napoli_2
El Golfo de Nápoles desde Posillipo © Damirux

En lo que se refiere a lo artístico la tabla muestra verosimilitud y engaño. Es cierto que es detallista pero la imagen está manipulada por el autor. No se representó desde el golfo, de frente, sino que el autor empleó dos puntos de vista diferentes: uno sobre el litoral oriental desde el que dibuja el centro y el litoral occidental y otro desde el muelle mayor, desde el que representa la parte izquierda del casco antiguo. Lo hizo porque así la línea de la costa aparecía abierta, mostrando la ciudad con todos sus elementos.

Vista de Nápoles en la Tabla Strozzi, atribuida a Francesco Rosselli, 1481, Museo de Capodimonte, Nápoles
Vista de Nápoles en la Tabla Strozzi, atribuida a Francesco Rosselli, 1481, Museo de Capodimonte, Nápoles

La vista de Roma (1472)

Con Roma el autor utilizó los mismos trucos. Vemos una ciudad abierta, inscrita en un paisaje, con lujo de detalles y dotando de mayor importancia a unos edificios frente a otros. Rosselli dividió la ciudad: a la izquierda lo pagano y antiguo y a la derecha lo cristiano y moderno.

Roma_dall'aereo
Vista aérea del centro de Roma © Oliver-Bonjoch

Destaca sin embargo su parte derecha, arriba de la imagen, donde se representa el Vaticano. Destaca la propaganda que también juega aquí su papel, ya que Roma volvía, desde 1420, a ser la capital de la cristiandad tras el Cisma de Occidente. Roma volvía a ser la sede del poder pontificio.

Vista de Roma a finales del siglo XV, según la obra de Francesco Rosselli hoy perdida. Copia de 1538. Museo de la Ciudad de Mantua, Mantua, Italia
Vista de Roma a finales del siglo XV, según la obra de Francesco Rosselli hoy perdida. Copia de 1538. Museo de la Ciudad de Mantua, Mantua, Italia

Jacopo de Barbari y la vista de Venecia de 1500

Vista de Venecia "a vuelo de pájaro", 1500, obra de Jacopo de Barbari, Museo Correr, Venecia, Italia
Vista de Venecia “a vuelo de pájaro”, 1500, obra de Jacopo de Barbari, Museo Correr, Venecia, Italia

Esta vista de Barbari de Venecia es el mejor ejemplo de los retratos de ciudades pues lo hizo tanto en su totalidad como en su detalle. Y lo hizo eligiendo un punto de vista elevado, tanto, que podía verse la ciudad integrada en su espacio, es decir, en toda su extensión.

Vista de Venecia, detalle, "a vuelo de pájaro", 1500, obra de Jacopo de Barbari, Museo Correr, Venecia, Italia
Vista de Venecia, detalle, “a vuelo de pájaro”, 1500, obra de Jacopo de Barbari, Museo Correr, Venecia, Italia

La perspectiva en escorzo que empleó permitía mostrar todo detalle arquitectónico y todo movimiento ciudadano. Toda su grandeza. Y es que la propaganda también cobra importancia en Venecia. De todos modos la ciudad no la necesitaba pues en pleno siglo XIV ya disfrutaba de una ventajosa situación. Sus relaciones con el resto de Italia, Europa y los territorios de Oriente la situaban como capital del Mediterráneo en lo militar y económico.

Vista de Venecia, detalle, "a vuelo de pájaro", 1500, obra de Jacopo de Barbari, Museo Correr, Venecia, Italia
Vista de Venecia, detalle, “a vuelo de pájaro”, 1500, obra de Jacopo de Barbari, Museo Correr, Venecia, Italia

En cualquier caso la obra se estudia como un retrato político, es decir, muestra una ciudad segura y autosuficiente, y esto se ve claramente en las defensas naturales y el puerto. Aunque también la exalta de forma exagerada pues no se ajusta exactamente a la realidad. De Barbari parece ser que se sirvió de un plano de la ciudad y sobre éste fue introduciendo los edificios en perspectiva (previamente contemplados in situ) pero utilizando varios puntos de vista y jugando con la perspectiva, creando de esta forma su propia visión de la ciudad.

Vista de Venecia, detalle, "a vuelo de pájaro", 1500, obra de Jacopo de Barbari, Museo Correr, Venecia, Italia
Vista de Venecia, detalle, “a vuelo de pájaro”, 1500, obra de Jacopo de Barbari, Museo Correr, Venecia, Italia

Así, comprimía unos sectores y dilataba otros, y así, resaltaba lo que más le convenía al gobierno de la ciudad, como ya hacían otros autores venecianos con la pintura, como Vitore Capaccio o Gentile Bellini, mostrando una ciudad rica y laica donde convivían comerciantes, aristócratas y eclesiásticos.

Procesión en la plaza de San Marcos, 1496, obra de Gentile Bellini, Témpera y Óleo sobre lienzo. 367 x 745 cm. Galería de la Academia. Florencia. Italia.
Procesión en la plaza de San Marcos, 1496, obra de Gentile Bellini, Témpera y Óleo sobre lienzo. 367 x 745 cm. Galería de la Academia. Florencia. Italia.

 

Para comprender mejor la terminología y el contexto histórico se recomienda consultar los siguientes enlaces

Símbolo y realidad en la iconografía urbana de Europa

Introducción a la ciudad ideal

La forma urbana ideal

Ciudad y Utopía

Bibliografía consultada

GÓMEZ LÓPEZ, C.: . La nueva imagen de la ciudad en la Edad Moderna: el “retrato de ciudad”. La Imagen de la Ciudad en la Edad Moderna. Madrid. Editorial centro de estudios Ramón Areces , S.A. 2016. pp.58-67

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s