Introducción a la arquitectura religiosa del Quattrocento en Italia

Vista panorámica de Florencia desde San Miniato al Monte © José Antonio Bielsa Arbiol
Vista panorámica de Florencia desde San Miniato al Monte © José Antonio Bielsa Arbiol

Contrastes: lo gótico y lo grecorromano. Lo uno en la primera mitad de la centuria y lo otro, cada vez con más intensidad, durante las décadas finales. El Renacimiento no se asoma por una ventana y da los buenos días a la Toscana de un día para otro.

Vista de la catedral de Santa María de las Flores, Florencia © Bruce Stokes
Vista de la catedral de Santa María de las Flores, Florencia © Bruce Stokes

El Quattrocento, artísticamente hablando, es experimentación. Ensaya con su racionalismo geométrico y matemático. Sus módulos constructivos emplean la perspectiva central en los edificios, estudian las proporciones existentes entre la totalidad de la obra y sus distintas partes, aplican la simetría y relacionan la arquitectura con la figura humana, que sirve de medida.

Vista de la fachada de la iglesia de Santa María Novella, Florencia, Italia, obra de Leon Battista Alberti © Georges Jansoone
Vista de la fachada de la iglesia de Santa María Novella, Florencia, Italia, obra de Leon Battista Alberti © Georges Jansoone

El humanista Filippo Brunelleschi inicia el proceso. Es el primer ensayista ente lo gótico, lo nuevo, y lo grecorromano, lo antiguo y pagano, pero a su vez también nuevo. Y Florencia es el centro de la experimentación. Leon Battista Alberti, otro humanista, difunde sus conocimientos tanto a nivel teórico como práctico. Los dos viajan a Roma, a su pasado arqueológico, siempre a la vista, y a distintos estados italianos.

Interior del Panteón de Roma © Kevin McGill
Interior del Panteón de Roma © Kevin McGill

Todo este estudio, este regreso a la antigüedad grecorromana, produjeron contrastes. Es decir: iglesias cristianas con aspecto de templos paganos. Y es que el Renacimiento no es sólo artes. Poco a poco la sociedad del Quattrocento italiana deja de ser exclusivamente teocrática, religiosa. Cada vez con mayor fuerza vuelve a irrumpir el ser humano como centro vital, como ser pensante, filósofo, artista, y la doctrina religiosa cristiana entendida al pie de la letra no acapara toda su existencia.

800px-villa_di_careggi_01
Villa Careggi ©Sailko

Durante la primera mitad del siglo XV los edificios religiosos con interiores románicos y góticos quedan envueltos por fachadas nuevas de aspecto clásico. Pero no todas eran exactamente iguales. Dos modelos distintos de plantas de iglesia muestra el Quattrocento: unas con planta basilical al estilo paleocristiano y otras de planta centralizada (circulares, octogonales, hexagonales o cuadradas) que remiten a la Roma imperial. Ejemplos de esta primera etapa donde se oculta un espacio propio de la baja edad media bajo fachadas clásicas son las iglesias florentinas de San Lorenzo y del Santo Espíritu de Brunelleschi. También se deben citar el Oratorio de Santa María de los Angeles y la Capilla Pazzi de la Iglesia de Santa Croce, del mismo arquitecto, y la Iglesia de San Sebastián en Mantua, de Alberti.

Exterior de la Capilla Pazzi, Florencia, Italia  © Mattana
Exterior de la Capilla Pazzi, Florencia, Italia © Mattana

¿Cómo son las fachadas clásicas en templos cristianos?

Con elementos arquitectónicos clásicos. Así veremos en los ejemplos anteriores el empleo de los órdenes clásicos (dórico, jónico y corintio), arcos centrales que enmarcan los accesos a los templos, profusión de arcos de medio punto y frontones, techones, bóvedas de cañón y cúpulas. Nada de arcos apuntados y bóvedas de crucería. Se retorna a la arquitectura griega clásica y a la típica romana de época imperial.

Fachada del Templo de San Francisco,
Fachada del Templo de San Francisco, “Malatestiano”, Rímini, Italia © Sailko

Conclusión

Este es el modelo teórico y práctico que siguieron los humanistas de la época, guiados por la razón e identificados con los valores de la simetría, el equilibrio y la claridad compositiva. Estas personas buscaban la belleza.

Para comprender mejor la terminología y el contexto histórico se recomienda consultar los siguientes enlaces

La arquitectura románica: características del sistema constructivo

Características de la arquitectura gótica

Bibliografía consultada

GARCÍA MELERO, J.E.: La arquitectura religiosa del quattrocento en Italia. Historia del arte moderno: renacimiento. Madrid. Editorial centro de estudios Ramón Areces , S.A. 2016. pp.48-52

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s