Características de la escultura gótica

Gárgola, catedral de Lincoln, Inglaterra © Akoliasnikoff
Gárgola, catedral de Lincoln, Inglaterra © Akoliasnikoff

La escultura comienza ha humanizarse. Esa es la principal característica. ¿Por qué se dice que son estatuas que guardan un cuerpo dentro, que respiran?Porque si en el románico vemos esculturas que más bien parecen pilares, en lo que se estudia como gótico las estatuas parecen querer salir de las fachadas de los templos. Pero no pueden. No, y no es que sigan supeditadas a la arquitectura sino a un determinado tipo de sociedad. A una sociedad que, como ya se ha mantenido en otros apuntes, vive tiempos mejores.

Fachada oeste de la catedral de Notre Dame de París, Francia. Portada de Santa Ana © AlfvanBeem
Fachada oeste de la catedral de Notre Dame de París, Francia. Portada de Santa Ana © AlfvanBeem

Son sociedades que viven para sus propias comunidades. Guerrean entre ellas pero eso no es nada extraño. En cambio, una cosa es nueva: de Platón se pasa a Aristóteles, a su dialéctica. Los estudios de los musulmanes, sus traducciones sobre todo tipo de ciencia, tanto la clásica como la de su tiempo, incluida la Filosofía, viajan por Europa. Surgen así escuelas y universidades, y se debate, como siempre, sobre Razón y Fe. Surge lo que se denomina como la escolástica.

Platón y Aristóteles, detalle de La Escuela de Atenas (1509), obra de Raffaello Sanzio
Platón y Aristóteles, detalle de La Escuela de Atenas (1509), obra de Raffaello Sanzio

Profundizando un poco más se ha de decir que el clero se divide (debido a la reforma del Císter). Tenemos así uno regular y otro secular. Para que quede claro, el primero vive en monasterios, apartado de todo, y el segundo lo hace “en su siglo”, esto es, con el resto de mortales, y su sede es la catedral. El primero sigue una regla (de ahí regular) y el segundo en su siglo (de ahí secular), en el presente, y tiene que instruir. Pero, ¿como en el Románico?

Fuente del Claustro de la abadía cisterciense de Poblet © PMRMaeyaert
Fuente del Claustro de la abadía cisterciense de Poblet © PMRMaeyaert

E instruyen de una forma más humana. La artes siguen siendo una Biblia en piedra pero si se debate sobre la humanidad del Cristo, y Cristo es el creador de todo, todo lo que surge del cincel también es humano, natural. No, el sistema que imperaba ya no consideraba a la materia como pecaminosa así que le dieron la vuelta a todo. ¿Que Cristo también es humano, que la sociedad va creciendo económicamente, que la burguesía se va acomodando en ciertos lugares? Pues las artes se amoldan, como se amoldan las formas de gobierno a los pensamientos de las sociedades. Y es que un templo que gana en altura, que no necesita gruesos muros para su asentamiento, precisa estatuas más naturales, más estilizadas. La escultura no se adhiere al muro sino que la viste, aligerando más si cabe la mole de piedra.

Detalle de las estatuas de apóstoles (derecha) y santos (izquierda), catedral de Chartres, Francia © TTaylor
Detalle de las estatuas de apóstoles (derecha) y santos (izquierda), catedral de Chartres, Francia © TTaylor

Durante la segunda mitad del siglo XII, cuando surge en la abadía de Saint Denis, y en todo el siglo XIII, la escultura gótica sigue mostrando lo sensible, la belleza idealizada de las formas naturales, y sigue predominando una narrativa y no una técnica (exceptuando los ejemplos italianos), pero comienza a exaltarse una especie de nobleza en las figuras: una expresividad. En el siglo siguiente se aprecia un incremento de lo expresivo: cuerpos que se agitan, rasgos melancólicos y perfiles sinuosos. ¡Se dice que la estatua gótica respira, que es alma lo que tiene! Y así pasan las décadas…acercándose a una realidad…pero que ya no es platónica. Es decir, el pensamiento bajomedieval se aleja de lo que se interpretó de la obra de Platón y se basa en una realidad cargada de emoción. Son figuras melancólicas en exceso, que mantienen su simbolismo, sí, pero bajo un matiz católico, alejado del mundo sensible de antaño.

La escolástica, el matrimonio entre lo grecorromano y lo católico, no duró eternamente…

Tímpano de la Basílica de Saint-Denis, circa 1137-1144, ejemplo de gótico primitivo © Tetraktys
Tímpano de la Basílica de Saint-Denis, circa 1137-1144, ejemplo de gótico primitivo © Tetraktys

Para comprender mejor la terminología y el contexto histórico se recomienda consultar los siguientes enlaces

Introducción a la escultura románica

La simbología en el arte románico

Características de la arquitectura gótica

La catedral gótica

 

Bibliografía consultada

MARTÍNEZ PINO, J..:La renovación del lenguaje plástico. El Arte en la Baja Edad Media. Madrid. Editorial centro de estudios Ramón Areces , S.A. 2014. pp.171-172

DE AZCÁRATE RISTORI, J.M. Arquitectura y escultura gótica europea. Historia General del Arte. Madrid. Editorial Anaya, S.A. 1982.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s