Elementos estructurales de la arquitectura: el arco

Arcos angrelados o trilobulados, claustro de la catedral de Canterbury, Inglaterra © Mattana

Arcos angrelados o trilobulados, claustro de la catedral de Canterbury, Inglaterra © Mattana

Generalmente curvo, se trata de un elemento sustentante que se compone por dovelas y que cierra un vano descargando los empujes hacia los laterales. Estos empujes se reciben en los dos apoyos fijos sobre los que reposan el mismo arco. Por lo tanto, un arco debe estar equilibrado, es decir, como ejercen empujes deben estar acompañados de refuerzos. Y, existe tanta variedad de arcos como maneras de solventar el problema de combinar la fuerza de apoyo vertical con la descarga lateral. Así tenemos el arco de medio punto, el de herradura, el de ojiva, el apuntado, etc.

Arcos torales en el crucero de la iglesia de 'La Martorana', Palermo, Sicilia © Bobo11

Arcos torales en el crucero de la iglesia de ‘La Martorana’, Palermo, Sicilia © Bobo11

Breve evolución artística del arco

Los egipcios, que preferían la arquitectura adintelada, conocían el arco pero apenas lo empleaban en su arquitectura. El arco más antiguo que se conoce es el de Deuderah, del cuarto milenio a.C. y fue construido en adobe. En Mesopotamia se emplea con asiduidad, sobre todo por los asirios. Hititas y Micénicos, por su parte, empleaban el conocido como falso arco, y los griegos de época clásica apenas lo utilizaban. Es en la etapa helenística cuando comienza a incrementar el uso del arco, y Roma, que aprende la técnica de los etruscos, lo desarrolla combinando dovelas con argamasa o grapas.

Arcos a diferentes alturas del acueducto romano de Los Milagros, Mérida, Extremadura © Alex Ruano

Arcos a diferentes alturas del acueducto romano de Los Milagros, Mérida, Extremadura © Alex Ruano

Después, en época medieval, el arco se emplea sistemáticamente. Se puede decir, aunque no de una forma dogmática, que en el románico se utiliza el de medio punto y los acabados en punta sean característicos en exclusividad del gótico. En el Renacimiento, y durante el clasicismo, se prefiere el de medio punto, pero también se muestran ejemplos de nuevos tipos, como el arco tudor y el arco mixtilíneo. Ya en época moderna se ha introducido un nuevo tipo de arco, el parabólico. Otro tipo de arco, ya para finalizar este breve paseo histórico, introductorio y característico de tipologías arquitectónicas, es el de herradura, y dependiendo de ciertas variantes técnicas, toma el nombre de sociedades tan distintas como la bizantina o la visigoda, o de tan similares como la mozárabe y la islámica.

Arco conopial mixtilíneo festoneado, decorado con bolas o perlas, patio del Palacio del Infantado, Guadalajara © José Antonio González Nieto

Arco conopial mixtilíneo festoneado, decorado con bolas o perlas, patio del Palacio del Infantado, Guadalajara © José Antonio González Nieto

Elementos del arco

Varias son las partes que componen un arco.

Rosca o roscas: materiales que forman la curvatura por su parte frontal, y si el intradós es la superficie interior, el extradós (también llamado trasdós y espalda) forma la exterior. Las Dovelas son las piezas que componen el arco, con forma de cuña y por regla general en disposición radial (se le llama juntas a la línea de separación entre dovelas).

Partes del arco

Partes del arco “clásico”, de medio punto © Locutus Borg

Vértice, ápice o cima: es la parte más elevada de la curva del arco, donde se sitúa la clave, es decir, la dovela que corona el arco. El arranque o salmer es la dovela o elemento inferior donde se inicia el arco y el asiento o apoyo es el elemento donde descarga. La distancia que se forma entre los apoyos se conoce como luz, y la flecha responde a la altura del arco desde su clave hasta la línea de arranque. Para finalizar, el riñón se corresponde con la segunda cuarta parte desde el semiarco, el hueco o vano es el espacio que abarca el arco y el centro del arco se conoce como el punto central de la circunferencia que lo origina.

Elementos del arco

Elementos del arco

Tipos de arcos

Se acaban de apuntar sus elementos, y seguidamente se definen, de forma breve, una serie de arcos por formafunción constructiva y elementos.

Por su forma:

-Arcos semicirculares:

Arco de medio punto

Equivalente a media circunferencia, y también llamado arco romano, fue el más empleado en época romana, medieval y renacentista.

Arco de medio punto con arquivoltas, pórtico de Santa Maria de Ripoll, Girona © Enfo

Arco de medio punto con arquivoltas, pórtico de Santa Maria de Ripoll, Girona © Enfo

Arco peraltado/realzado

Es un arco que presenta una altura mayor que la mitad de su luz, teniendo su arranque por encima del nivel de impostas. Fue empleado por bizantinos, visigodos e islámicos, ya que quisieron realzar sus vanos.

Arcos peraltados, Palacio de Bornos, Cádiz © Bokeron

Arcos peraltados, Palacio de Bornos, Cádiz © Bokeron

-Arcos rebajados:

Se conoce como Arco rebajado al que tiene una menor altura que la mitad de su luz. El Arco escarzano, también rebajado, es menor que la circunferencia del mismo radio, por lo que su centro está bajo la línea de arranque, a un ángulo de 60 grados.

Arcos escarzanos en la fachada del ayuntamiento de Morón de Almazán, Soria, España © PMRMaeyaert

Arcos escarzanos en la fachada del ayuntamiento de Morón de Almazán, Soria, España © PMRMaeyaert

Arco carpanel/apainelado/ arco Anse de Painer

Se compone de varias porciones de circunferencias tangentes entre sí y con sus propios centros cada una. Su flecha es menor que la semiluz, de ahí que tenga un aspecto rebajado y semielíptico. Tuvo un especial uso durante los siglos XVI y XVII para salvar los grandes huecos (como ojos de los puentes).

 

Arco carpanel, datado en el primer tercio del XVI, en el Palacio de los Condes de Miranda (Peñaranda de Duero, Burgos). © Jose Luis Filpo Cabana

Arco carpanel, datado en el primer tercio del XVI, en el Palacio de los Condes de Miranda (Peñaranda de Duero, Burgos). © Jose Luis Filpo Cabana

Arco abatido/deprimido

Formado por un número impar de arcos cuyos centros se hallan por debajo de la línea de impostas y los laterales a la altura de la misma.

Doble arquería, la inferior de pilastras sobre pedestal y la superior de arcos deprimidos rectilíneos en el Patio del palacio de Peñaranda de Duero, España © PMRMaeyaert

Doble arquería, la inferior de pilastras sobre pedestal y la superior de arcos deprimidos rectilíneos en el Patio del palacio de Peñaranda de Duero, España © PMRMaeyaert

-Arcos cuya clave es apuntada:

Arco apuntado u ojival

Sus dos segmentos de arco forman un ángulo en la clave, con intradós cóncavo. Es característico de la arquitectura gótica y muy empleado por la islámica.

Patio con doble galería de arcos apuntados en el Palazzo Chiaramonte Speri, Palermo, Sicilia © Bjs

Patio con doble galería de arcos apuntados en el Palazzo Chiaramonte-Steri, Palermo, Sicilia © Bjs

Arco conopial

Formado por cuatro arcos (superiores convexos e inferiores cóncavos) y cuatro centros (dos inferiores para las ramas bajas y dos superiores para las altas). Su intradós presenta forma de moldura, conocida como talón, gola reversa o cima reversa, de ahí que se conozca este arco como de talón, de gola o de cima reversa. Es un arco que se emplea de forma especial en la baja edad media y en la arquitectura inglesa del siglo XVI.

Galería de arcos conopiales decorados con tracerías góticas, detalle del Palacio del Infantado, Guadalajara © Jordi Carreno

Galería de arcos conopiales decorados con tracerías góticas, detalle del Palacio del Infantado, Guadalajara © Jordi Carreno

Arco Tudor

Variante del conopial, apuntado y cuya rosca comienza en un cuarto de círculo para continuar hacia el vértice en línea recta. Surge a finales del Medievo y es característico del gótico inglés durante el reinado de Enrique VII y los Tudor.

Otros arcos apuntados son el alancetado, con forma apuntada muy aguda; el florenzano, de misma estructura que el conopial pero más decorado (propio del gótico florido); el aquillado, con forma de quilla; y el escocés, conopial invertido.

Arco tudor en la King's College Chapel, Cambridge, Inglaterra © Sailko

Arco tudor en la King’s College Chapel, Cambridge, Inglaterra © Sailko

-Arcos sobrepasados:

Arco de herradura

Es el que posee más de media circunferencia, y los arranques vuelan tanto como la imposta. Lo tenemos de medio punto o apuntado (túmido). Existen muchas más variaciones, como el visigótico, que muestra las dovelas dispuestas radialmente en toda la rosca, y con un trasdós no paralelo al intradós en el tercio inferior. El de herradura islámico presenta las dovelas radialmente sólo en la parte superior de la rosca y con un extradós paralelo siempre al intradós.

Arco de herradura árabe con alfiz, 'Casa Militar', Medina Azahara, Córdoba © Zarateman

Arco de herradura árabe con alfiz, ‘Casa Militar’, Medina Azahara, Córdoba © Zarateman

Arco túmido, Mezquita-catedral de Córdoba © Michael Clarke

Arco túmido, Mezquita-catedral de Córdoba © Michael Clarke

-Arcos con el intradós decorado:

Arco angrelado: es el que tiene el intradós formado por pequeños lóbulos, arquitos, que originan ángulos de lados curvos y que parecen formar picos.

Arco lobulado

Con origen el próximo oriente e importado por los musulmanes a la Península Ibérica, es una variedad del angrelado con los lóbulos más marcados. Sus variantes forman los trilobulados (intradós con tres lóbulos) y los polilobulados (formado por más de tres lóbulos).

Arco festoneado

Su intradós presenta decoración a base de ondulaciones convexas, también llamadas festones. Puede parecer exactamente igual que el angrelado pero el festoneado presenta mayor número de arquitos (lóbulos) de menor tamaño.

Arcos en la Arquitectura Islámica

Arcos en la Arquitectura Islámica © Diccionario términos arquitectónicos Cátedra

-Falsos arcos:

Se citan dos; el mixtilíneo, con el intradós de formas rectas y curvas simétricas entre sí, y el rampante o tranquil, que cuenta con los arranques a distinta altura, siendo asimétrico.

Arco rampante (arbotante) en la Catedral de Lincoln, Inglaterra © Richard Croft

Arco rampante (arbotante) en la Catedral de Lincoln, Inglaterra © Richard Croft

Por su función constructiva:

Arco abocinado: también conocido como capialzado, es el que presenta más luz en el perímetro exterior que en el opuesto.

Arco angular: su intradós forma un ángulo y despiece radial de las dovelas.

Arco de descarga: construidos sobre un dintel o sobre otro arco, así alivian el peso del muro superior hacia otros puntos más resistentes.

Arco diafragma/perpiaño: es el que divide perpendicularmente una nave respecto a su eje longitudinal, con una función sustentante de un muro, vigas…también puede separar bóvedas de cañón transversales, aliviando su peso y los esfuerzos laterales.

Arco entibo: consigue que se refuerce y que no se incline aquello donde se apoya (muros, pilares u otros arcos), a modo de tirante. Si refuerza una nave central se denomina soarco.

Arco fajón: es el que refuerza y corta una bóveda de cañón en sentido transversal a su eje, característico de la arquitectura románica.

Arco formero: es el que sostiene una bóveda de arista o de crucería, paralelo al eje longitudinal de la nave.

Arco triunfal: con origen en Roma, en el Medievo se trata de aquel que da acceso desde la nave al presbiterio o al ábside las iglesias.

Arco toral: es cada uno de los cuatro arcos que sostienen una cúpula, cimborrio.

Tipos de arcos © Diccionario términos arquitectónicos Cátedra

Tipos de arcos © Diccionario términos arquitectónicos Cátedra

Por sus elementos:

En la arquitectura contemporánea se emplea sistemáticamente el arco catenario, el parabólico y el elíptico. No se definen en el manual pero sí se concretan, de forma breve, el arco avanzado, cuya clave es saliente respecto al plano vertical de los arranques; el arco doblado, que se forma por dos arcos superpuestos; el arco geminado, dos arcos unidos entre sí, simétricos, y que comparten el arranque central; y el arco entrecruzado, varios arcos entrelazados que forman un conjunto, por regla general del mismo tipo.

Arcos de herradura entrecruzados ciegos con decoración de lacería y ataurique, Mezquita de Córdoba © EmDee

Arcos de herradura entrecruzados ciegos con decoración de lacería y ataurique, Mezquita de Córdoba © EmDee

Para comprender mejor la terminología y el contexto histórico se recomienda consultar los siguientes enlaces

La construcción preindustrial: arquitectura adintelada y abovedada

Características arquitectónicas del Románico

Características de la arquitectura gótica

La Arquitectura y la Decoración en el Arte Islámico

Introducción al Arte Hispanomusulmán

Bibliografía Consultada

(2011) ALEGRE CARVAJAL, E., Elementos estructurales sustentados: dintel y arco. Técnicas y Medios Artísticos (segunda edición). UNED, Madrid

(2003) CALZADA ECHEVERRIA, A., Diccionario clásico de Arquitectura y Bellas Artes. Ediciones del Serbal, Barcelona

(2008) FATÁS, G. & BORRÁS, G., Diccionario de términos de arte. Alianza Editorial, Madrid

Anuncios

Una respuesta a “Elementos estructurales de la arquitectura: el arco

  1. Pingback: (ES) – Elementos estructurales de la arquitectura: el arco | Rafael Galeano – Glossarissimo!·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s