Arquitectura carolingia y otoniana

Trono de Carlomagno, Capilla Palatina de Aquisgrán © Holger Weinandt

Trono de Carlomagno, Capilla Palatina de Aquisgrán © Holger Weinandt

Durante el siglo VIII de nuestra era la iglesia católica se une a la dinastía de Carlos Martel. Revive, en cierto sentido, el Imperio Romano. Se gesta una nueva Europa. La roma cristiana es esencial para entender este momento histórico, y se recalca cristiana pues es esa y no la antigua, la imperial de Augusto, la que se trata de imitar. Hemos nombrado la dinastía de Carlos Martel, por lo tanto hemos de mencionar a Pipino III y a Carlomagno. En realidad es con Pipino cuando se inicia la dinastía. Éste se convirtió en rey de los Francos desde 751 hasta su muerte, en 768.  Su hijo, Carlomagno, no solo fue rey sino que se convirtió en soberano de un imperio. En el emperador de la Europa Occidental que más tarde se convertiría en el Sacro Imperio Romano Germánico. Y es que este y oeste competían por ser el heredero del antiguo Imperio Romano.

Estatua en Wurzburgo, Alemania, de Pipino III, rey de los Francos © Manske

Estatua en Wurzburgo, Alemania, de Pipino III, rey de los Francos © Manske

Pero sin entrar de lleno en la propia historia (se hará en distintos apuntes sobre Historia Medieval), se debe recordar, para acompañar los apuntes sobre el arte de esta época, que con el emperador se vive un momento de esplendor, de un renacimiento carolingio. Con Carlomagno, coronado emperador en la navidad del año 800 por el papa León III, se consigue la renovatio imperii, es decir, la imitación en la antigüedad que se ha comentado al principio. Se trata de una vuelta a lo artístico, literario, jurídico, litúrgico y lingüístico, pues la nobleza del momento habla el latín medieval.

Estatua ecuestre de Carlomagno, Agostino Cornacchini (1725), Basílica de San Pedro, El Vaticano © Myrabella

Estatua ecuestre de Carlomagno, Agostino Cornacchini (1725), Basílica de San Pedro, El Vaticano © Myrabella

 ¿Por qué se alían Iglesia-Estado?

Recordemos que Carlos Martel, que al igual que Pipino III fue mayordomo de palacio (algo así como un primer ministro) de la corte merovingia, frena la expansión musulmana por occidente. Es el ejército más capacitado del momento y cercano a la iglesia católica. Así, Pipino III, hijo de Carlos Martel, se convierte en el llamado brazo militar de la iglesia. Lo consiguen expulsando a los lombardos de Italia, y es que el papado poseía terrenos en el norte de Italia. Se crearon así los Estados Papales, se corona Carlomagno como rey de los Lombardos y se comienza a evangelizar Europa con un potente ejército. Se cimentaba pues la defensa y difusión del catolicismo. Y es que, si Carlomagno se comparaba con Constantino, primer emperador romano convertido al cristianismo, el papa León III lo hacía con San Pedro, primer papa de la iglesia.

Detalle de la Coronación de Carlomagno por el papa León III, Estancias del Vaticano, Rafael Sanzio

Detalle de la Coronación de Carlomagno por el papa León III, Estancias del Vaticano, Rafael Sanzio

Esta nueva Europa se dice más segura, más rica, más intelectual (parece ser que la edad oscura del medievo no corresponde con la cronología que tiene el imaginario colectivo). La Iglesia y el nuevo imperio se encargan de hacerlo creer, de repetir que lo peor, con los heréticos arrianos del norte, ya pasó. En cualquier caso es innegable lo que supone una vida llena de incertidumbre, de miedos, de guerras, con un comercio casi inexistente. Se sabe que las ciudades empobrecían e incluso desaparecían después de caer el imperio romano de Hispania, y se dice que con Carlomagno todo fue resurgiendo. Lo que es sin duda cierto fue la audacia de Carlomagno al rodearse de intelectuales. Así tenemos a Eginardo, su biógrafo e impulsor de la cultura. También debemos recordar a Alcuino de York, erudito que compartió sus conocimientos en las escuelas palatinas.

Alcuino de York y Carlomagno, obra de 1830, Jean-Victor Schnetz, Museo del Louvre, París

Alcuino de York y Carlomagno, obra de 1830, Jean-Victor Schnetz, Museo del Louvre, París

Todo comenzó a cambiar, todo comenzó a unirse bajo dos dominios unidos. Entonces, como es lógico deducir, el desarrollo arquitectónico tuvo que ir de la mano con esta renovada idea del conocimiento. Se habla pues de cuatrocientos monasterios y diecisiete catedrales repartidas por los dominios, aunque pocos son los restos esparcidos por la vieja Europa. Sí, son nexos culturales que lo único que consiguieron fue promover la unidad imperial. Por último, y más importante para el estudio de la historia del arte, decir que en esta época se experimenta con la arquitectura, pues es esta la precedente del románico europeo.

Construcción de Aquisgrán, 1455, miniatura de Jean Fouquet

Construcción de Aquisgrán, 1455, miniatura de Jean Fouquet

A continuación se muestran los ejemplos arquitectónicos más destacados en los manuales de estudio.

 Arquitectura Carolingia

El palacio y la capilla Palatina de Aquisgrán

Primero recordar que la nueva corte es itinerante pero la sede de Aquisgrán se convierte en la favorita. Es la preferente por una simple cuestión de territorialidad, es decir, que se encuentra en el centro de los dominios carolingios. Es una ciudad sinónimo de foco cultural. Así, desde el año 785, se inicia su construcción, comienza a levantarse el palacio, el aula regia y la capilla palatina, esta última lo único que queda en pie.

Interior de la Capilla Palatina de Aquisgrán © Velvet

Interior de la Capilla Palatina de Aquisgrán © Velvet

Eudes de Metz controlaba a los numerosos albañiles procedentes de toda Europa desde 796 hasta 805, cuando fue consagrada por el papa León III. En esta capilla de planta central octogonal vemos ocho pilares unidos por arcos de medio punto. Éstos son la base de la bóveda claustral que corona el recinto, acentuado de verticalidad. Las columnas con sus capiteles corintios fueron traídas de Rávena por orden del emperador. Y es que la iglesia de San Vital de Rávena sirve como modelo para esta capilla palatina. Eso sí, si San Vital es más ancha, esta capilla es más alta, más vertical. Sí, más divinizada, porque así lo quiso el emperador, ya que él se consideraba el intercesor entre lo terrenal (planta cuadrada) y lo divino (espacio elevado y circular). Este octógono se traduce como lo eterno. La decoración interior, por su parte, es a base de dovelas, negras y blancas (colores de la orden benedictina) además de bronces en sus balaustradas y mosaicos, aunque restaurados, en los que se muestra a Cristo rodeado de los ancianos del apocalipsis.

Decoración en la Bóveda Claustral de la Capilla Palatina de Aquisgrán © Lokilech

Decoración en la Bóveda Claustral de la Capilla Palatina de Aquisgrán © Lokilech

Monasterios y Templos Carolingios

Plano de Sain-Gall y Abadía de Lorsch

Por fuerza se debe mencionar el plano de la abadía suiza de Saint-Gall. Se trata de una auténtica ciudad, pues en ella no falta de nada. Todo, en este plano, se encuentra bien apuntado y explicado. No quedaba ninguna duda. Esto responde a otro ejemplo de renovatio imperii. Sí, Carlomagno, junto al hispano Benito de Aniano, reforman la vida monacal. Bajo la regla benedictina se restauran viejas iglesias y se crean nuevos monasterios. Así tenemos este famoso plano, legado importantísimo para comprender cómo era la vida en los monasterios carolingios. El pergamino con tinta roja acompañado de las leyendas que explican las funciones de las distintas estancias, es anónimo, y tampoco sabemos si responde a un modelo específico, sino que parece corresponderse con un modelo oficial, válido para cualquier monasterio.

Reconstrucción gráfica de la abadía de San Gall

Reconstrucción gráfica de la abadía de San Gall

Así tenemos una estancia central que ejerce de eje articulador, que se trata de la iglesia y su claustro. A su alrededor comenzamos a ver distintas estancias como el refectorio (el comedor de los monjes) y los dormitorios. Es en torno a estos últimos aposentos donde vemos los lugares destinados a la enfermería, hospedería, escuela, casa de novicios y una casa para el abad. Todavía hay más y así seguimos con huertos, jardines, cocinas, corrales y más viviendas y talleres. Uno de estos monasterios suponía casi un estado independiente.

Plano de la Abadía de San Gall

Plano de la Abadía de San Gall

Parece ser que el único ejemplo de abadía carolingia que queda en pie es la abadía de Lorsch, erigido en la segunda mitad del siglo VIII. Destaca su acceso, una puerta monumental con un pórtico con cubierta a dos aguas que se encuentra flanqueado por dos torreones circulares. Se ha querido ver un ejemplo de la renovación imperial ya que recuerda a un arco del triunfo romano, al arco de Constantino. Este arco se divide en tres arcos de medio punto, y son los accesos al recinto. Pero antes de entrar tenemos que apreciar sus pilares, robustos, y sus columnas con capitel compuesto.

Pórtico carolingio de la abadía de Lorsch © Kuebi

Pórtico carolingio de la abadía de Lorsch © Kuebi

Estos ejemplos más el dintel con relieves hablan de una imitación de la arquitectura romana, aunque columnas combinadas con arcos de medio punto eran imposibles de ver en la antigüedad clásica. Lo que parece curioso pues se sabe que los encargados de las construcciones carolingias consultaban el manual de Vitrubio. Y no sólo es estética la imitación, es decir, que también lo es conmemorativa, pues con el acceso se recuerda la victoria de Carlomagno sobre los Sajones. La decoración que reviste el muro se debe a una tradición bizantina.

Detalle del pórtico de la abadía de Lorsch © Micha

Detalle del pórtico de la abadía de Lorsch © Micha

La arquitectura de los Otones

Poco después de fallecer Carlomagno el imperio comienza a desmoronarse. Los húngaros penetran en el reino de los francos, al este, y los normandos por el oeste.Regresa la miseria, se paraliza el comercio y cesan las actividades arquitectónicas. Todo comienza con Ludovico Pío (Luis I el piadoso), hijo de Carlomagno, que, aunque hereda el trono paterno, en este legado no se encuentra el carisma.Tampoco es fácil contentar un ejército tan extenso, pues estos guerreros, casi que auto-suficientes, deciden servir a un señor local. En esta situación, unida a los problemas de sucesión, sus hijos se rebelan y estalla una guerra civil.

Retrato de Luis el Piadoso, 1837 por Jean-Joseph Dassy

Retrato de Luis el Piadoso, 1837 por Jean-Joseph Dassy

Y es que el nexo común no es el emperador, no hay un punto central.  Poco a poco lo local gana fuerza, y los reinos de Francia, Italia y Germania se consolidan. Aquí entra de nuevo la Iglesia, que junto a Germania, que se presenta como la fuerza más prometedora, inicia el resurgimiento del mundo carolingio bajo la figura del rey Enrique I el Pajarero, antiguo duque de Sajonia y primer rey de la Alemania medieval. Con su hijo, Otón I de Alemania (no confundir con Otón I de Sajonia, su abuelo) arranca el llamado renacimiento otónida. Y, si con Otón II se consolida, es con Enrique II cuando finaliza la dinastía.

800px-Magdeburger_Dom_Seitenansicht

Vista de la Catedral de Magderburgo © Torsten Maue

Características de la arquitectura otoniana

A comienzos del primer milenio, el binomio iglesia-estado supone una nueva catedral en cada sede episcopal. No sólo eso, también se edifican y engrandecen monasterios. Sí, se habla de un estilo propio, ya no se imita el mundo clásico, tampoco el paleocristiano, ahora se construyen basílicas de tres naves con grandestranseptos (en ocasiones dobles), crucero y amplias criptas. En cualquier caso, también con los otónidas se traen de Italia columnas de mármol y granito; además, las naves de los templos se disponen en dos pisos (con tribuna en la parte superior) y se alternan pilares y columnas. En su exterior nos encontramos ante moles de piedra con torres añadidas en sus flancos orientales.

Exterior de la Iglesia de San Miguel de Hildesheim © Heinz-Josef Lücking

Exterior de la Iglesia de San Miguel de Hildesheim © Heinz-Josef Lücking

Se habla del punto álgido de la arquitectura otoniana con la  La Iglesia San Miguel de Hildensheim, que bajo el Obispo Berwald se inicia en el año 1010, consagrándose en 1033. Reúne las características que se acaban de mencionar, a las que hay que añadir su doble ábside contrapuesto y su unión espacial producida por el arco del crucero, que presenta la bicromía roja y blanca en sus dovelas. El aspecto actual es debido a una serie de modificaciones tras los daños sufridos en la Segunda Guerra Mundial.

Interior de la Iglesia de San Miguel de Hildesheim © Hildesia

Interior de la Iglesia de San Miguel de Hildesheim © Hildesia

Iglesia de San Pantaleón, Colonia

Se inicia su construcción en el año 964 bajo el obispo Bruno y se consagra en el año 980. En esta iglesia, al exterior, vemos los elementos más característicos de la arquitectura otoniana. De forma escalonada, sus volúmenes presentan arquillos lombardos (que se analizaran en sucesivos apuntes sobre la arquitectura románica en Italia y en Cataluña), molduras resaltadas y las imponentes torres, con sección cuadrada, octogonal y circular. Se trata de una arquitectura más esbelta y elegante, más artística, pues su decoración resta fiereza a la mole de piedra.

San Pantaleón de Colonia © lomosdetela

San Pantaleón de Colonia © lomosdetela

Bibliografía Consultada

(2011) GONZÁLEZ VICARIO, M.T., El nacimiento de Europa: formulaciones estéticas para las primeras formaciones políticas del occidente cristiano. UNED, Madrid.

(2012) Wolfgang Kaiser., Arquitectura prerrománica en la época carolingia. Los centros de la arquitectura imperial de Carlomagno. Toman R., (Coordinador) El Románico. H.F. Ullmann. Postdam.

(2011) GONZÁLEZ VICARIO, M.T., Arte otoniano: la herencia carolingia. UNED, Madrid.

(2012) Wolfgang Kaiser., Arquitectura prerrománica en la época de los Otones. Toman R., (Coordinador) El Románico. H.F. Ullmann. Postdam.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s